lunes, 18 de marzo de 2019

CAMINO A LA PERFECCION


CAMINO A LA PERFECCIÓN
1 Libro Autor Teresa de Jesús Editorial Austral




Para quienes están realizando tesis, o estudiosos del derecho,
trabajo Social, psicología, temas religiosos, y más este
es un confesionario ideal que marcó una época y que seguro
estoy le aportará tema para su docta investigación


Camino de perfección está considerada como
la Carta Magna de las Comunidades Carmelitas
Descalzas, un tratado sobre la obediencia


Santa Teresa de Jesús lo escribió para resumir
a las hermanas religiosas el ideal de la descalcez


Sin embargo, los censores de la época se asustaron
al ver la libertad de espíritu que reflejaban algunos
pasajes –sobre todo los que se referían a la penosa
situación de la mujer en aquel momento–, y las múltiples
tachaduras que hicieron en el original obligaron
a Teresa de Ávila a reescribir el libro


María Jesús Mancho, profesora de la Universidad
de Salamanca, ofreció por primera vez, en esta edición
que ahora recuperamos, esas dos redacciones


El lector puede, de este modo, contemplar
en vivo todo el proceso de creación y descubrir
el trasfondo histórico de una de las obras más
conmovedoras de la literatura española


¿QUIEN ES LA AUTORA?
Teresa de Jesús
Religión


También conocida como Teresa de Ávila (1515-1582),
heredó de su madre el gusto por la lectura
de vidas de santos y novelas de caballerías

A pesar de la inicial reticencia de su padre,
ingresó a los veinte años en el Convento
Carmelitano de la Encarnación

Su vocación religiosa la llevó a emprender la
fundación de quince conventos por Castilla
y Andalucía, empresa que se recoge
en el Libro de las Fundaciones

Escribió acerca de la vida espiritual en Camino
de Perfección, que recoge el ideal de la descalcez,
y en Las moradas del alma, que recoge
consejos para la vida mística

Otras de sus obras más conocidas son sus
Poesías y el relato de su vida, Vida de Santa Teresa de Jesús

Es uno de los grandes ejemplos del humanismo
en España, alabada ya en su tiempo por la pureza
de estilo, la gracia y la elegancia de su escritura


PRÓLOGO:

1. Sabiendo las hermanas de este monasterio de San José cómo
tenía licencia del Padre Presentado Fray Domingo Bañes, de la
Orden del glorioso Santo Domingo, que al presente es mi confesor,
para escribir algunas cosas de oración en que parece podré atinar
por haber tratado con muchas personas espirituales y santas, me
han tanto importunado les diga algo de ella, que me he determinado
a las obedecer, viendo que el amor grande que me tienen puede
hacer más acepto lo imperfecto y por mal estilo que yo les dijere,
que algunos libros que están muy bien escritos de quien sabía lo
que escribe

Y confío en sus oraciones que podrá ser por ellas el
Señor se sirva acierte a decir algo de lo que al modo y manera de
vivir que se lleva en esta casa conviene

Y si fuere mal acertado, el
Padre Presentado que lo ha de ver primero, lo remediará o lo
quemará, y yo no habré perdido nada en obedecer a estas siervas
de Dios, y verán lo que tengo de mí cuando Su Majestad no me
ayuda

2. Pienso poner algunos remedios para algunas tentaciones
menudas que pone el demonio, que -por serlo tanto- por ventura no
hacen caso de ellas, y otras cosas, como el Señor me diere a
entender y se me fueren acordando, que como no sé lo que he de
decir, no puedo decirlo con concierto; y creo es lo mejor no le llevar,
pues es cosa tan desconcertada hacer yo esto

El Señor ponga en
todo lo que hiciere sus manos para que vaya conforme a su santa
voluntad, pues son éstos mis deseos siempre, aunque las obras tan
faltas como yo soy

3. Sé que no falta el amor y deseo en mí para ayudar en lo que yo
pudiere para que las almas de mis hermanas vayan muy adelante
en el servicio del Señor

Y este amor, junto con los años y
experiencia que tengo de algunos monasterios, podrá ser
aproveche para atinar en cosas menudas más que los letrados, que
por tener otras ocupaciones más importantes y ser varones fuertes
no hacen tanto caso de cosas que en sí no parecen nada, y a cosa
tan flaca como somos las mujeres todo nos puede dañar; porque
las sutilezas del demonio son muchas para las muy encerradas, que
ven son menester armas nuevas para dañar

Yo, como ruin, heme
sabido mal defender, y así querría escarmentasen mis hermanas en
mí. No diré cosa que en mí, o por verla en otras, no la tenga por
experiencia

4. Pocos días ha me mandaron escribiese cierta relación de mi vida,
adonde también traté algunas cosas de oración

Podrá ser no quiera mi confesor le veáis, y por
esto pondré aquí alguna cosa de
lo que allí va dicho y otras que también me parecerán necesarias.
El Señor lo ponga por su mano, como le he suplicado, y lo ordene
para su mayor gloria, amén.


INTRODUCCIÓN:

PRÓLOGO

CAPÍTULO 1

De la causa que me movió a hacer con
tanta estrechura este monasterio

CAPÍTULO 2

Que trata cómo se han de descuidar de las necesidades corporales,
y del bien que hay en la pobreza

CAPÍTULO 3

Prosigue lo que en el primero comencé a tratar, y persuade a las
hermanas a que se ocupen siempre en suplicar a Dios favorezca a
los que trabajan por la Iglesia. -Acaba con una exclamación

CAPÍTULO 4

En que persuade la guarda de la Regla, y de tres cosas importantes
para la vida espiritual. Declara la primera de estas tres cosas, que
es amor del prójimo, y lo que dañan amistades particulares

CAPÍTULO 5

Prosigue en los confesores. Dice lo que importa sean letrados

CAPÍTULO 6

Toma a la materia que comenzó del amor perfecto

CAPÍTULO 7

En que trata de la misma materia de amor
espiritual, y da algunos avisos para ganarle

CAPÍTULO 8

Trata del gran bien que es desasirse de todo lo
criado interior y exteriormente

CAPÍTULO 9

Que trata del gran bien que hay en huir los deudos los que han
dejado el mundo, y cuán más verdaderos amigos hallan

CAPÍTULO 10

Trata cómo no basta desasirse de lo dicho,
si no nos desasimos de
nosotras mismas, y cómo están juntas
esta virtud y la humildad

CAPÍTULO 11

Prosigue en la mortificación, y dice la que
se ha de adquirir en las enfermedades

CAPÍTULO 12

Trata de cómo ha de tener en poco la vida
el verdadero amador de
Dios, y la honra

CAPÍTULO 13

Prosigue en la mortificación, y cómo ha de huir de los puntos y
razones del mundo para llegarse a la verdadera razón

CAPÍTULO 14

En que trata lo mucho que importa no dar profesión a ninguna que
vaya contrario su espíritu de las cosas que quedan dichas

CAPÍTULO 15

Que trata del gran bien que hay en no disculparse,
aunque se vean  condenar sin culpa

CAPÍTULO 16

De la diferencia que ha de haber en la perfección de la vida de los
contemplativos a los que se contentan con oración mental, y cómo
es posible algunas veces subir Dios un alma distraída a perfecta
contemplación y la causa de ello. -Es mucho de notar este capítulo
y el que viene cabe él

CAPÍTULO 17

De cómo no todas las almas son para contemplación, y cómo
algunas llegan a ella tarde, y que el verdadero humilde ha de ir
contento por el camino que le llevare el Señor

CAPÍTULO 18

Que prosigue en la misma materia y dice cuánto mayores son los
trabajos de los contemplativos que de los activos. -Es de mucha
consolación para ellos
Camino a la perfección

CAPÍTULO 19

Que comienza a tratar de la oración. -Habla con almas que no
pueden discurrir con el entendimiento

CAPÍTULO 20

Trata cómo por diferentes vías nunca
falta consolación en el camino
de la oración, y aconseja a las hermanas
de esto sean sus pláticas siempre

CAPÍTULO 21

Que dice lo mucho que importa comenzar
con gran determinación a
tener oración, y no hacer caso de los
inconvenientes que el
demonio pone

CAPÍTULO 22

En que declara qué es oración mental

CAPÍTULO 23

Trata de lo que importa no tornar atrás quien
ha comenzado camino
de oración, y torna a hablar de lo mucho
que va en que sea con
determinación

CAPÍTULO 24

Trata cómo se ha de rezar oración vocal con perfección, y cuán
junta anda con ella la mental

CAPÍTULO 25

En que dice lo mucho que gana un alma que reza con perfección
vocalmente, y cómo acaece levantarla Dios de allí a cosas
sobrenaturales

CAPÍTULO 26

En que va declarando el modo para recoger el pensamiento. -Pone
medios para ello. -Es capítulo muy provechoso para los que
comienzan oración

CAPÍTULO 27

En que trata el gran amor que nos mostró el Señor en las primeras
palabras del Paternóster, y lo mucho que importa no hacer caso
ninguno del linaje las que de veras quieren ser hijas de Dios

CAPÍTULO 28

En que declara qué es oración de recogimiento,
y pónense algunos
medios para acostumbrarse a ella

CAPÍTULO 29

Prosigue en dar medios para procurar esta oración de recogimiento
-Dice lo poco que se nos ha de dar
de ser favorecidas de los
prelados

CAPÍTULO 30

Dice lo que importa entender lo que se pide en la oración. -Trata de
estas palabras del paternóster: «Sanctificetur nomen tuum, adveniat
regnum tuum». -Aplícalas a oración de quietud y comiénzala a
declarar-

CAPÍTULO 31

Que prosigue en la misma materia. -Declara qué es oración de
quietud. -Pone algunos avisos para los que la tienen
Es mucho de notar

CAPÍTULO 32

Que trata de estas palabras del Paternóster: «Fiat voluntas tua sicut
in coelo et in terra», y lo mucho que hace quien dice estas palabras
con toda determinación, y cuán bien se lo paga el Señor

CAPÍTULO 33

En que trata la gran necesidad que tenemos de que el Señor nos dé
lo que pedimos en estas palabras del Paternóster: «Panem nostrum
quotidianum da nobis hodie»

CAPÍTULO 34

Prosigue en la misma materia. -Es muy bueno para después de
haber recibido el Santísimo Sacramento

CAPÍTULO 35

Acaba la materia comenzada con una exclamación al Padre Eterno

CAPÍTULO 36

Trata de estas palabras del paternóster: «Dimitte nobis debita
nostra»

CAPÍTULO 37

Dice la excelencia de esta oración del Paternóster, y cómo
hallaremos de muchas maneras consolación en ella

CAPÍTULO 38

Que trata de la gran necesidad que tenemos de suplicar al Padre
eterno nos conceda lo que pedimos en estas palabras: «Et ne nos
inducas in tentationem, sed libera nos a malo», y declara algunas
tentaciones. -Es de notar

CAPÍTULO 39

Prosigue la misma materia, y da avisos de tentaciones algunas de
diferentes maneras, y pone los remedios para que se puedan librar
de ellas

CAPÍTULO 40

Dice cómo procurando siempre andar en amor y temor de Dios,
iremos seguras entre tantas tentaciones

CAPÍTULO 41

Que habla del temor de Dios, y cómo nos
hemos de guardar de
pecados veniales

CAPÍTULO 42

En que trata de estas postreras palabras del Paternóster: «Sed
libera nos a malo. Amen». Mas líbranos del mal. Amén


FICHA TÉCNICA:


1 Libro
272 páginas
Pasta delgada en color plastificada
Edición 2015
ISBN 978-84-670-4376-1
Autor Teresa de Jesús
Editorial Austral




NOVEDAD

DISTRIBUIDOR A B C EDICIONES



Si es de su agrado está espléndida obra:

CAMINO A LA PERFECCIÓN
1 Libro Autor Teresa de Jesús Editorial Austral

Se puede comunicar al Teléfono: 7146961 aquí en
Culiacán, Sinaloa, México

 Teléfono 01-6677-146961 Solo en México

Teléfono celular: 044 (Culiacán, Sinaloa, México)
O 045 (México) -6671-985765

Tenemos entrega a domicilio en México
por varias mensajerías; puede usted indicarnos
cuál sería la de sus deseos

Para envíos internacionales favor de
pedir su cotización

Anotando el título de su interés, el código
postal o el nombre de la
Ciudad en donde llegaría su petición

Versión en PDF no se maneja

Tenemos asistencia telefónica desde las
10:00 A.M, hasta las 10:00 P.M.
en horario del Pacífico

Puede comunicarse en el WhatsApp:
6671-98-57-65



Mayor información en:






Aquí en la Ciudad de Culiacán, Sinaloa, México

Avenida Jesús Terán número: 1747;
Fraccionamiento Nuevo Culiacán
Código Postal 80170

Entre: Bahía de Agiabampo y Bahía de San Ignacio

Sin representantes dentro; o, fuera de nuestro País

ALFONSO JAVIER MONÁRREZ RÍOS

Agradecemos a Google la oportunidad de publicar Gracias





CAMINO A LA PERFECCIÓN
1 Libro Autor Teresa de Jesús Editorial Austral





Quedo a sus órdenes; gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario